* Con mis mejores deseos y con todo mi cariño *

domingo, 22 de marzo de 2015

Nuestro carácter Espiritual

"Ser tridimensional"


En la última entrada, se hacía mención por mi parte que el ser humano lo consideraba como un ente de carácter tridimensional porque en él confluyen estos tres elementos: el físico, el emocional y el espiritual. 

La conjunción de ellos y especialmente, el equilibrio armonioso entre estos tres elementos, proporcionan el nivel máximo y adecuado a conseguir por cualquier persona para ser logrado en su vida. Debe ser como la meta u objetivo a alcanzar por cada uno de nosotros en nuestra vida y una vez obtenido, lo realmente relevante es el conseguir mantener ese equilibrio, entre estos tres integrantes de la naturaleza humana. 

El primer elemento, el físico hace referencia a nuestro cuerpo, al cuidado y mantenimiento que hagamos de él, además del que proviene directamente de nuestra firma genética. 

El segundo elemento, el emocional, nos lleva a ese mundo de sensaciones, emociones que confluyen en los sentimientos nuestros y en las relaciones que establecemos con los demás como seres sociales. 

Por último, el tercer elemento, alude al mundo espiritual. A ese mundo que muchos llaman "alma", otros llaman "religión"; otros, espíritu;  otros llaman "moral"... En definitiva, a aquello, intangible, que no permite la medición científica y que está vinculado a cada ser en sí mismo como un sello consignado.

Sin embargo, la Espiritualidad, si permite unos postulados o principios que pueden ser aplicados a todo ser humano y que en India desde hace siglos se vienen estudiando como:

Las 4 Leyes de La Espiritualidad




- La Primera Ley dice


"La persona que llega es la persona correcta"


Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. 





- La Segunda Ley dice: 


"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido"


Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa... hubiera sucecido tal otra... ". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo. 





- La tercera Ley dice: 


"En cualquier momento que comience es el momento correcto"

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.



- La cuarta Ley dice: 

"Cuando algo termina, termina"

Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. 



Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llega a nuestras vidas hoy es porque estamos preparados para entender que ¡ningún copo de nieve cae alguna vez en lugar equivocado!

Espero que te haya servido de ayuda, mi estimado cómplice. 

¡Hasta pronto, cómplice!

Vesta

No hay comentarios:

* Premio Liebster Awards *

* Premio Liebster Awards *
Muchas gracias Estrella

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *
Louise L. Hay

* "Las Fragancias De La Vida" *

* Nuestro Plan De Vida*

* "10 De Las Mejores Frases Del Dr. Martin Luther King" *

* "10 Citas Célebres De Lao Tsé" *

* "10 Citas Célebres de Nelson Mandela" *

* "Nuestros Pensamientos Enemigos" *