* ¡NO AL TERRORISMO! *

* ¡NO AL TERRORISMO! *
En vuestra memoria

miércoles, 16 de marzo de 2016

Complicidad Solidaria












EDUCAR A UNA MUJER ES EDUCAR A UN PUEBLO


Millones de niñas viven su infancia soñando con ser como Blancanieves, Cenicienta o la Bella Durmiente. Princesas de cuento, delicadas y alegres, con largos vestidos de ensueño y que son salvadas por un apuesto príncipe azul. Sin embargo, hay otras niñas y mujeres en el mundo que no sueñan con ser princesas.


EDUCACIÓN PARA HACER REALIDAD SUS SUEÑOS

Los problemas que nos rodean nos convierten en sobreprotectores con los menores. Llenamos la vida de las niñas de color de rosa y actuamos ante el mínimo atisbo de sufrimiento. Nos preocupamos de que no se enfaden por un capricho y ante cualquier indicio de peligro o amenaza externa siempre estamos a la defensiva. 

Una mirada a África, Iberoamérica y Asia nos dará un baño de realidad y nos interpelará a actuar, para contribuir en la transformación del mundo. Porque hay países en los que el deseo de miles de menores no es un móvil de última generación, un viaje o ir a un concierto… No sueñan con encontrar un príncipe azul como en los cuentos, sino en tener infancia y salir de la pobreza

En muchos países las niñas tienen que cuidar de sus hermanos pequeños, o incluso de sus propios hijos, o son obligadas a casarse. Se les impide ir al colegio para que ayuden en el campo o en casa y apenas tienen tiempo para jugar… Si nos rebelamos y queremos que tengan presente y que en el futuro se conviertan en madres responsables y capaces de tomar decisiones que alejen a sus familias de la pobreza, la educación es la mejor herramienta. Entre todos podemos hacer realidad sus sueños.

- Nacer mujer significa tener más probabilidades de vivir en la pobreza -

  • De cada 10 personas pobres en el mundo 7 son mujeres 
  • + de 60 millones de niñas no van a la escuela
  • + de 500 millones de mujeres no saben leer ni escribir
El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer y no podemos olvidar la difícil realidad que viven millones de mujeres y niñas en todo el mundo. Niñas que no sueñan con ser princesas de cuento, sino que luchan por poder ir a la escuela y tener las mismas oportunidades que sus hermanos.












Educar a una mujer es educar a un pueblo

Una vez más, la educación y la formación son elementos fundamentales para cambiar la vida de las personas y reducir las desigualdades

Una niña que tiene la oportunidad de ir al colegio va a tener una vida completamente diferente. La educación de una mujer o niña, además, repercute de manera directa en su familia y en su comunidad. 

Una mujer educada es una mujer más fuerte y con mejores herramientas para enfrentarse a los problemas. Mejorará la alimentación y la higiene de la familia, sus hijos irán a la escuela porque pondrá en valor los conocimientos para un mejor futuro, tendrá formación y podrá adaptarse más fácilmente al mercado laboral, conocerá sus derechos y no será explotada y participará en la toma de decisiones de su comunidad

Nunca imaginé levantarme en el consejo de mi aldea y hablar delante de mis vecinos, explica una de las mujeres que ha participado en los cursos de alfabetización que los misioneros salesianos llevan a cabo en la región de Kara, en Togo. “Yo he mandado a todos mis hijos e hijas al colegio. Es la manera de que tengan un futuro mejor y espero que mis hijas puedan avanzar un poco más”, añade otra de las mujeres.



ODS Objetivo 5:

Lograr la igualdad de género y fortalecer el papel de las mujeres y las niñas en el mundo es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que Naciones Unidas se ha marcado para conseguir en el año 2030.


MUJERES EN CONFLICTO

80 millones de personas el año pasado necesitaron asistencia humanitaria. El 75% eran mujeres, niñas y niños, según Naciones Unidas, y muchos de ellos necesitaron esa ayuda por estar en situaciones de conflicto. 

La guerra es, sin duda, devastadora para todos, pero un poco más para las mujeres y los menores, grupos especialmente vulnerables. Violaciones, abusos y esclavitud son algunos peligros… 

Sin embargo, son ellas las que cargan con el peso de sus familias. Los hombres en el frente, muertos o desaparecidos obligan a las mujeres a convertirse en las personas que toman las decisiones, ganan dinero y aportan los cuidados necesarios. No pueden bajar la guardia ni resignarse en el sufrimiento, porque sus familias dependen de ellas

NIÑAS ESPOSAS

El matrimonio precoz es otro de los grandes peligros a los que se enfrentan las niñas de Asia y África, sobre todo. 

“El matrimonio infantil es una violación de los derechos humanos y priva a las niñas de educación, salud y perspectivas a largo plazo”, explica el director del Fondo de Población para Naciones Unidas (UNFPA). 

Cada día, según este organismo, 39.000 niñas en el mundo se casan antes de cumplir los 18 años. En India, por ejemplo, el matrimonio de niñas es una realidad común. Los misioneros salesianos en este país trabajan con las autoridades y la sociedad civil para concienciar sobre los peligros de esos matrimonios. En algunos casos, además, ayudan a estas menores para impedir el matrimonio. Esto es lo que ocurrió en el caso de Samkuru Vani.


“Soy la menor de ocho hermanos. Mi padre nos abandonó cuando yo era aún un bebé. Mi madre trabajó en el campo para poder sacarnos adelante. 

Cuando llegué al décimo curso mi familia no quería gastar en que yo comiese o siguiese estudiando y decidió buscarme un marido. Yo no quería, pero comenzó el ritual y muchos hombres pasaron a verme. Me sentí como una vaca en venta. Mi familia no entendía mi negativa. Mis hermanos mayores me pegaron, me insultaron… decían que era la vergüenza de mi familia e, incluso, amenazaron con matarme. Nadie me preguntó si yo quería casarme. Me sentía como si no fuera responsable de mi vida ni de mi cuerpo. No estaba siendo respetada. Un día hice acopio de todas mis fuerzas y me escapé. Fui al Centro Don Bosco en Navajeevan, donde me acogieron y ayudaron a seguir estudiando. 

Nunca nadie de mi familia me fue a buscar. Me consideraron muerta. Hoy he conseguido superar todo aquello, pero me gustaría que nadie tuviera que pasar por esto”.



¡Hasta pronto, cómplice!





No hay comentarios:

* Premio Liebster Awards *

* Premio Liebster Awards *
Muchas gracias Estrella

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *
Louise L. Hay

* "Las Fragancias De La Vida" *

* Nuestro Plan De Vida*

* "10 De Las Mejores Frases Del Dr. Martin Luther King" *

* "10 Citas Célebres De Lao Tsé" *

* "10 Citas Célebres de Nelson Mandela" *

* "Nuestros Pensamientos Enemigos" *