jueves, 27 de julio de 2017

Noticias Médicas: "Encefalomielitis Miálgica / Fatiga Crónica y sus Daños Colaterales"

"Fatigados y maltratados"

Acerca del padecimiento de las personas con encefalomielitis miálgica / fatiga crónica y de los daños colaterales del absurdo dualismo mente / cuerpo



Autor: Daniel Flichtentrei Fuente: IntraMed 

Tal vez lo mejor que uno podría hacer como médico es tener plena consciencia de que puede estar equivocado. Mirarnos al espejo cada mañana y recitar como un mantra: yo puedo estar equivocado, yo puedo estar equivocado, yo puedo estar equivocado”. Los ejemplos son numerosos, los daños colaterales de la ilusión de una certeza sin fisuras, también.  La incertidumbre es intolerable cuando alguien se siente dueño de la verdad. Pero la medicina es el territorio de la incerteza, de las variaciones individuales, del contexto, de lo único y de lo irrepetible. Ya se sabe, la verdad no tiene dueño y rara vez es definitiva.

Hay casos paradigmáticos que ponen en escena el dominio de las creencias sobre las pruebas. El de la Encefalomielitis Miálgica con Síndrome de Fatiga Crónica es uno de ellos. Un tema repleto de historias dramáticas donde al terrible padecimiento de la enfermedad se le suma el maltrato, la incomprensión, la arrogancia, el abuso y el autoritarismo de prescribir terapias que no solo no mejoraron nunca a nadie sino que los empeoran todos los días

Desde hace décadas los pacientes con este grave e incapacitante problema de salud han sido catalogados apelando a una terminología pseudocientífica como: psicosomáticos, somatoformes, psicogénicos y otras denominaciones tan vacías como absurdas. El primer episodio del abuso que sufren estas personas comienza con el lenguaje. 

La terapéutica recomendada desde ese marco teórico ha sido psicológica y de ejercicios programados. Toda la evidencia científica disponible demuestra que esto incrementa el padecimiento lejos de atenuarlo. El rasgo distintivo del cuadro es que el ejercicio desencadena la crisis (crash) con intenso malestar post-esfuerzo y activación inflamatoria y neuroinmune.

La OMS ha insistido desde el año 1969 en que se trata de una seria enfermedad neurológica y desde el año 1992 formula la aclaración explícita de que no se trata de una enfermedad psiquiátrica

Sus criterios se han estandarizo en múltiples consensos internacionales como el de 2015 del Institute of Medicine o los pormenorizados criterios de la guía canadiense o las recomendaciones de los CDC actualizadas en 2017.  Se calcula que hay en el mundo entre 17 y 18 millones de pacientes con Encefalomieltis Miálgica, la mayoría de ellos jamás ha recibido un diagnóstico. 

Cuando una persona con severa intolerancia neuroinmune al esfuerzo encuentra un lugar en el sistema de atención, en general, se atribuye su cuadro clínico a ideas disfuncionales y a causas psicológicas. Esa falsa explicación sin evidencias, es una mera conjetura tomada como un hecho que los condena al desamparo y a la soledad. Siembra dudas acerca de lo que sienten hasta el punto de que la palabra de “autoridad” los hace dudar a ellos mismos de su propio padecimiento y a sus seres más cercanos. Miles de enfermos quedan condenados al perpetuo reposo, cuando no al confinamiento dentro del hogar o en la cama con imposibilidad de sostener las tareas más básicas de la vida y a la pérdida total de la autonomía en los casos más severos. Es indigno, viola sus derechos, desnaturaliza la función de la medicina.

En países como el Reino Unido, el abuso ha llegado a límites insospechados. La vigencia de normas que desconocen la investigación sobre el tema y respaldan intervenciones condenadas al fracaso, ha generado conflictos entre pacientes, familias y el Estado que alcanzaron las esferas judiciales y policiales. Quienes se han atrevido a desafiar recomendaciones que solo aumentan el sufrimiento de las víctimas han sido perseguidos, ya se trate de enfermos, padres o profesionales. La situación es orwelliana y sus consecuencias son desastrosas para todos. Muchas personas no sólo no reciben la asistencia que merecen sino que son castigadas por rechazarla. Sus derechos han sido vulnerados en nombre de una estrategia oficial arbitraria y sin fundamento científico.

Algunos estudios publicados en revistas del más alto prestigio internacional han intentado dar respaldo a una concepción errónea y a la terapéutica que de ella se deriva. El estudio PACE, publicado en The Lancet en 2011 concluyó que la terapia cognitivo conductual y el ejercicio graduado resultaban beneficiosos para estos pacientes. La reacción de las comunidades de enfermos de todo el mundo desnudó esa falacia que todos habían vivido en carne propia. Poco más tarde, y bajo una orden de la Corte, se hicieron públicos los datos crudos del estudio para que pudieran ser analizados por investigadores independientes. Expertos y asociaciones difundieron los tremendos desvíos metodológicos de la investigación así como lo inválido de sus conclusiones

Las posibilidades de mejorar con las recomendaciones fomentadas por el estudio PACE resultaron casi nulas, menores al 10%. Muchas de estas observaciones críticas fueron publicadas en la misma y prestigiosa revista médica. Grupos de enfermos han solventado la investigación ausente en otras instancias y han publicado sus trabajos en revistas con revisión por pares refutando las indicaciones vigentes.  Actualmente existe un masivo movimiento de estos grupos civiles intentando involucrar a los gobiernos para modificar las recomendaciones NICE.  Algunos pacientes recorren el mundo dando testimonio de su padecimiento en conferencias o en films documentales.



Las creencias y las pruebas

No es este el lugar para describir una enfermedad tan proteiforme y acerca de la que se conoce tanto menos de lo que resulta necesario y urgente. Pueden encontrar información científica en muchos lugares y en varios artículos actualizados en IntraMed. Lo que queremos destacar ahora es el modo brutal en el que ciertas creencias pueden configurar las prácticas asistenciales.

La actividad médica se sustenta en premisas filosóficas, incluso cuando no seamos conscientes de ello. Como en tantas otras circunstancias, el dualismo mente / cuerpo determina, no sólo cómo pensamos, sino lo que hacemos con aquello que pensamos. La arbitraria división entre lo mental y lo físico ha sido superada hace mucho tiempo por el conocimiento científico, pero sigue vigente fuera de él. El dualismo es inadmisible en el ejercicio de la medicina. Es un resabio primitivo y arcaico de la mitología mágico-religiosa. No hay conducta sin cerebro, ni emociones, ni sentimientos. La mente no es un producto del funcionamiento cerebral -en cuyo caso serían dos cosas diferentes- sino el propio cerebro en funcionamiento. Como al caminar de las piernas o al músculo de la contracción; separarlos es lógicamente imposible.  Ni las piernas produce el “caminar”, sino que caminan; ni el músculo produce la “contracción”, sino que se contrae.
Una cosa es cerrar un ojo para focalizar la mirada en un aspecto particular, y otra es ser tuerto
Lo apropiado sería involucrar no solo al cerebro sino al cuerpo como sistema complejo e integrado en la conducta y en la subjetividad humana. Olvidamos que los límites entre las categorías de actividad funcional biológica son artificiales. Intentamos imponer un orden conceptual sobre los fenómenos biológicos, pero eso no tiene sentido. No hay a priori razón alguna por la cual la naturaleza deba respetar nuestras fronteras arbitrarias. Estamos obligados a volver a pensar en el modo en el que separamos a las enfermedades, a todas ellas. La medicina y la biología sistémicas ya lo están haciendo desde hace décadas en diversas áreas de la patología humana. Todas las enfermedades son sistémicas aunque sus manifestaciones resulten localizadas. Incluso las enfermedades psiquiátricas tienen un claro sustrato estructural aunque se lo ignore empecinadamente. 

No se trata de negar la subjetividad de los enfermos, la ciencia no lo hace. Es solo la representación ingenua e ignorante de quienes se sienten con autoridad para criticar una ciencia que desconocen la que supone algo tan absurdo. El traslado de un recurso analítico útil que separa para estudiar lo real (gnoseológico) a la realidad misma (ontológico) es una aberración epistemológica y un gesto de omnipotencia intelectual. Una cosa es cerrar un ojo para focalizar la mirada en un aspecto particular, y otra es ser tuerto. Asignar un problema a una categoría donde no encontrará su solución es un error metodológico conocido desde hace siglos como "error de atribución". Empecinarse en sostenerlo cuando la realidad lo contradice en cada caso particular es un acto criminal y estúpido.
Ya que no tenemos respuestas, al menos tengamos compasión
Miles de enfermos y sus familias peregrinan todavía hoy por los servicios asistenciales buscando una respuesta que no encuentran. No se trata de ofrecerles una solución que, por el momento, no tenemos, sino algo mucho más básico que se remonta al origen y al fundamento de la medicina: la contención y el abrigo de alguien que está dispuesto a acompañarlos y a atenuar su sufrimiento en la medida de lo posible

Lamentablemente todos los días estas personas deben defenderse al mismo tiempo de la potencia devastadora de su enfermedad y del arrogante autoritarismo de quienes sienten un compromiso más sólido con sus creencias que con las pruebas que las refutan. Es decir, con la pobre gente que padece sus abusos y su obstinada indiferencia.



-----------------------------------------------------------------------------

"Quiero subrayar tres argumentos de su artículo que forman parte de las situaciones que han contribuido a desencadenar y perpetuar esta barbarie de la salud, y son la omnipotencia médica, la aberraciòn metodológica, y la ausencia total de empatía."






¡Hasta pronto, cómplice!








* Fuente:

2 comentarios:

AUXI dijo...


HOLA, SOLA UNA ENFERMA DE EM/SFC Y ENCUENTRO QUE HAS ESCRITO MUY BIEN SOBRE NOSOTROS Y QUE TIENES UNA LETRA PRECIOSA, PERO HAY DOS FALLOS, SOLO EMPEZAR PONES EM/FC, HORROR!! ES ALGO QUE TODOS DEFENDEMOS A ULTRANZA, NO ES FATIGA CRÓNICA Y LO PONES DOS VECES, LUEGO EN EL ESCRITO VEO QUE LO ESCRIBES BIEN, PERO SOLO EMPEZAR, CUALQUIER PERSONA DEJARÍA DE LEERLO, YO LO HE LEÍDO PORQUE UNA FAN DE MI PÁGINA ME LO HA MANDADO.
SALUDOS

Marta Nieves Montero González dijo...

¡Hola Auxi!

Me temo que no has prestado la atención necesaria al artículo para darte cuenta que no soy yo la autora del mismo, sino IntraMed, una revista médica de alcance internacional, al que afortunadamente he podido acceder por mis estudios en este ámbito sanitario.

Siempre que publico algo que no es mío, dejo la fuente del mismo y si conozco quién es el autor o autora del mismo, también lo dejo reflejado como es este caso.

Así pues, si hay algo que tienes que corregir, te ruego te dirijas a la página que señalo como fuente y se lo hagas saber directamente al autor del artículo, yo soy una mera transmisora. En cualquier caso, todos tenemos la total libertad para decidir qué leer o no leer; por tanto, si elegiste la primera opción, opino que con unas simples "gracias" por mi buena voluntad y por mi solidaridad y empatía, como enferma crónica de varias enfermedades (algunas de ellas, de cierta gravedad) con los más desfavorecidos y con todos aquellos que padecen enfermedades con estas características, hubiese bastado o simplemente, no comentar nada, puesto que, mi intención era simplemente, comunicar e informar sobre lo que me había llegado al alma y me había conmocionado, y lo único que pretendía era ayudar a los que lo necesitaran.

Es posible que tú lo necesitaras menos que todos aquellos que, en silencio, aceptan mis buenas intenciones y mi buena fe al publicar estos temas médicos.

Únicamente, deseo que seas lo más feliz que la vida y tú misma te permitas ser y que aceptes la ayuda que cualquier persona, sea como sea, te brinde sin pedirte nada a cambio. ¡Sé feliz!

Marta Montero

* Premio Liebster Awards *

* Premio Liebster Awards *
Muchas gracias Estrella

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *
Louise L. Hay

* "Las Fragancias De La Vida" *

* Nuestro Plan De Vida*

* "10 De Las Mejores Frases Del Dr. Martin Luther King" *

* "10 Citas Célebres De Lao Tsé" *

* "10 Citas Célebres de Nelson Mandela" *

* "Nuestros Pensamientos Enemigos" *