sábado, 28 de noviembre de 2020

"Cómo Pagar con Seguridad Tus Compras Online del Black Friday"

"Cómo Pagar con Seguridad

 Tus  Compras Online del Black Friday" 

Para adquirir por Internet durante el Viernes Negro es importante saber reconocer las páginas web oficiales y estar atentos a los principales trucos de los ciberdelincuentes



Mañana se celebra el Black Friday. En esta fecha tiendas y comercios sacan ofertas con grandes descuentos y se da el pistoletazo de salida a la temporada de compras navideñas. Como consumidores, aprovechar estos chollos constituye una buena forma de ahorrar, pero es importante hacerlo con cabeza, sobre todo si adquirimos con nuestras tarjetas bancarias a través de Internet, ya que durante esta época aumentan los intentos de fraude en las compras online. Para evitar malas sorpresas, hay pequeños trucos que podemos seguir. Te los contamos aquí.

Compra solo en páginas web seguras y que conozcas

Es la regla de oro al adquirir por Internet. Existen muchos grandes almacenes, tiendas de ropa o de tecnología que permiten compras online. Recurrir a estos establecimientos virtuales es una buena forma de hacernos con lo que queremos consiguiendo las ofertas del Black Friday, pero sin tener que hacer colas interminables en la tienda física.

No obstante, debemos tener cuidado con las copias de páginas web y su seguridad. La manera más fácil de comprobarlo es verificar que estamos en la página web oficial de la tienda que nos interese. ¿Cómo? Revisando que la URL es coherente con el establecimiento y mirando sus términos y condiciones. Siempre debemos acudir a las tiendas oficiales y no a intermediarios, ya que es en estos últimos donde se efectúan muchos de los engaños.

Además, también debemos comprobar que la página es segura, lo cual lo podremos hacer si en la dirección web a la izquierda aparece un candado verde o la expresión “web segura”. Esto significará que, al momento de pagar, los datos de nuestras tarjetas bancarias estarán protegidos.

Si la página no nos da confianza o creemos que no es la original, lo mejor es pausar cualquier transacción hasta asegurarnos de que estamos en la web adecuada.


Utiliza una tarjeta no principal

Por lo general, utilizamos una tarjeta principal para nuestras compras o disposiciones de efectivo del día a día. Este “plástico” es común que esté vinculado a nuestra cuenta principal, donde recibimos nuestros ingresos y tenemos los recibos domiciliados.

No obstante, en el momento de comprar online no es aconsejable usar nuestra tarjeta principal. La razón, muy simple: en caso de que se filtren nuestros datos y alguien acceda a los de nuestro “plástico”, podría emplear todos nuestros ingresos que tenemos en esa cuenta principal.

Por ello lo mejor es tener una cuenta corriente secundaria con otra tarjeta donde solo introduzcamos el dinero que tenemos pensado gastar durante un tiempo determinado. Así, si clonan nuestro “plástico”, las pérdidas que podríamos tener siempre serán menores que utilizando el principal. Podemos aprovechar las cuentas de bancos online o digitales, ya que no suelen cobrar comisiones anuales y apenas piden requisitos para abrirlas.

Otra solución es usar otros métodos de pago como las tarjetas prepago o aplicaciones de pago como PayPal o similares, aunque debemos tener en cuenta que la mayoría de estos “plásticos” tienen un coste de recargo.

De todos modos, siempre es importante revisar los extractos de nuestras cuentas y tarjetas con regularidad para cerciorarnos de que hemos sido nosotros quienes hemos realizado todas las compras.

Duda de ofertas “demasiado buenas como para ser verdad”

Otro pequeño truco para protegernos ante las estafas online cuando hacemos compras es dudar siempre de las ofertas que son “demasiado buenas como para ser verdad”, ya que, en la mayoría de los casos, no serán reales. Por lo general, cuando encontramos productos de alta gama a precios muy rebajados en páginas que no conocemos, son señuelos para que dejemos nuestros datos bancarios.

Pero estos engaños no se dan solo en páginas web. También debemos desconfiar de correos electrónicos con grandes ofertas, ya que pueden incluir un enlace a una de estas webs engañosas.

En estos casos siempre debemos dudar de la autenticidad de la oferta y aplicar los trucos que hemos comentado al principio, para saber si se trata de una página web oficial y segura antes de decidirnos a hacer la compra o no.

En definitiva, sacarle el máximo provecho al Black Friday con la máxima seguridad al realizar compras online es posible aplicando algunos pequeños trucos que nos permitirán distinguir posibles estafas y engaños.

¿Cómo sé si puedo pagar con mi móvil?

Para abonar tus compras con el teléfono debes tener un dispositivo con tecnología NFC, instalar una aplicación y que el establecimiento disponga de un terminal para pagar sin contacto.


¿Qué necesito para pagar con el móvil?

Si tienes un teléfono que no sea muy antiguo y una tarjeta bancaria, puedes recurrir al pago con el móvil, muy útil para efectuar pagos sin contacto, vitales para evitar contagios en tiempos de pandemia. Hasta mayo del pasado año, según un estudio de UniversalPay, solo el 15 % de los consumidores en España utilizaba su smartphone de manera habitual para abonar sus compras. Un año después —sobre todo desde que se extendiera el coronavirus— se estima que haya subido este porcentaje.

Si aún no has probado este medio de pago, pero quieres abonar a partir de ahora tus compras con el móvil, antes debes saber qué necesitas para hacerlo:

  • Instalar una aplicación. Tu banco debe tener una una app que deje realizar pagos con el teléfono, tal y como señalan desde BBVA. Las aplicaciones de las entidades bancarias permiten a todos sus clientes abonar sus compras con el móvil, aunque es un servicio que solicitan casi siempre las personas más jóvenes. ¿Hay que utilizar alguna app concreta? Cada banco tiene la suya propia (wallet), pero también existen la de Apple, Google o Samsung. Puedes escoger cualquiera de estos sistemas para hacer tus pagos con el smartphone, explican fuentes de BBVA.
  • Disponer de la tecnología adecuada. Tu móvil “debe contar con la tecnología NFC, que son las siglas de Near Field Communitation“, indican desde Banco Santander. Casi todos los dispositivos actuales tienen esta tecnología, que “permite conectar dos dispositivos con solo aproximar uno a otro”, afirman desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad).
  • El establecimiento debe tener un terminal apto para este tipo de pagos. Y puedes saberlo tan solo echando una ojeada al aparato. Si aparece un logotipo de unas ondas y una mano pasando una tarjeta por encima, es que sí permite este tipo de abonos.
Imagen: kalhh

¿Cómo se paga con el móvil?

El funcionamiento del pago con el móvil tiene varias ventajas:

  • Es muy sencillo, ya que consiste en el mismo que utilizan las tarjetas contactless. Solo tienes que instalarte la aplicación, configurar y dar de alta tus tarjetas (es decir “instalarlas” en la tarjeta SIM de tu teléfono). Así ya dispones “de un medio de pago rápido, cómodo y seguro con el que realizar tus compras”, describen desde la Oficina de Seguridad del Internauta.
  • Es muy cómodo, pues el abono se lleva a cabo en el momento.

¿Y cómo se paga? Para hacerlo en el establecimiento solo hay que acercar el móvil al sensor del terminal de punto de venta y la compra está concluida, apuntan desde BBVA. Conviene recordar que a veces hay que marcar el PIN: cuando el importe de la compra supere 50 euros, siempre tendrás que poner tu número secreto (es el límite actual, que ha subido de 20 a 50 euros durante el estado de alarma).

¿Es un método de pago seguro?

Muchas personas, en especial las de mayor edad, muestran reparos al tener que utilizar este modo de pago. A la dificultad tecnológica que pueda suponerles, suman sus reticencias sobre la seguridad que brinda. ¿Es un medio menos seguro que otros? La respuesta es no. El móvil es igual de seguro que el abono con tarjeta —comentan desde BBVA— y no hay diferencia entre pagar con un smartphone y hacerlo con una tarjeta.

Y, además, con el pago con móvil tienes un plus añadido: al instante recibes una notificación con los detalles de tu compra, si activas el servicio de notificaciones de la aplicación.

¿Y si me roban el móvil?

Si utilizas tu smartphone como medio para abonar tus compras, significa que desde el teléfono tienes acceso a tus tarjetas (o lo que es lo mismo, a tu cuenta y tu dinero). ¿Qué puede pasar si te lo roban? Debes saber que, en caso de que te robaran el móvil, los ladrones necesitarían saber el PIN de tu teléfono o usar tu huella para desbloquearlo, aclaran desde BBVA. Y, para estar más seguros aún al respecto, en caso de que lleves tiempo sin usar el pago móvil, tendrían además que incorporar el PIN o la huella para acceder también a la aplicación del banco para poder activar el abono móvil.

¿Qué debes hacer, además, si te roban o pierdes el smartphone? Existe la posibilidad de que desactives o incluso puedas borrar de forma remota toda tu información, aseguran desde el INCIBE. En paralelo, como en cualquier caso de posible hurto, debes acudir a tu entidad para comunicar lo antes posible que te han robado el móvil y bloqueen tu tarjeta. Asimismo, tienes que acercarte a la tienda más cercana de tu compañía de teléfono y pedir que bloqueen tu dispositivo con el fin de evitar que alguien pueda utilizarlo o acceder a tus datos. Y, por supuesto, hay que acudir siempre a la policía a poner una denuncia.



Confío que te sirva de ayuda esta entrada, si te decides a comprar online. ¡Suerte! 😉


¡Hasta pronto, cómplice!





* Fuente:

No hay comentarios:

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *

* Afirmaciones Positivas Para Sanar Tu Vida *
Louise L. Hay

* Premio Liebster Awards *

* Premio Liebster Awards *
Muchas gracias Estrella

* "Las Fragancias De La Vida" *

* Nuestro Plan De Vida*

* "10 De Las Mejores Frases Del Dr. Martin Luther King" *

* "10 Citas Célebres De Lao Tsé" *

* "10 Citas Célebres de Nelson Mandela" *

* "Nuestros Pensamientos Enemigos" *